★ 1990: NABUCO, REY DE BABILONIA

Dirección General: José Luis Gestro

Marí Marí festeja sus 10 años de vida presentando “Nabuco, Rey de Babilonia”, tema inspirado en Nabucodonosor II (604 – 561 AC), Rey Babilonio de gran trascendencia histórica, y en su fabuloso imperio.

En la fértil región de la Mesopotamia, entre los ríos Tigris y Eufrates existió una gran civilización entre los siglos XI y VII AC que dominó y conquistó a los demás pueblos del cercano Oriente.

1990 - Nabuco (3)Babilonia, ciudad admirada por la belleza y suntuosidad de sus templos, palacios y monumentos, fue la capital de dicho Imperio.

Uno de sus reyes, el más ilustre como militar y amante del arte y cuyo reinado fue el más largo en la monarquía Babilónica fue Nabucodonosor II, a quien llamaron El Grande por sus triunfos y conquistas. Se apoderó de Palestina, Siria y Egipto; destruyó el reino de Judá y sometió parte de Arabia. Durante su reinado se construyeron los famosos Jardines Colgantes de Babilonia, una de las 8 maravillas del mundo.

Lleno de soberbia, Nabucodonosor quiso ser adorado como un Dios pero 7 años antes de su muerte perdió la razón, quedando como regente del Imperio su hijo Evilmeradoc. Sus sucesores entregados al vicio no fueron capaces de mantener la grandeza de Babilonia y ésta cayó en poder de los Persa extinguiéndose así su poderío

Interpretación del tema: Este imperio de grandes guerreros y bellas mujeres tiene un soberbio rey, Nabucodonosor, que luego de sus grandes conquistas quiere ser adorado como un Dios por sus súbditos. En pleno esplendor y siete años antes de su muerte, un rayo le arrebata la corona y pierde la razón. Entonces todo el reino se transforma porque el monarca en su delirio se entrega a una vida de diversión, bailes y música, que convierten al Imperio en un jubiloso Carnaval.

De la historia se crea ésta ficción histórica (en parte fantasía, en parte realidad) con la intención de mostrar al grandioso imperio y a su rey con el color y el ritmo del Carnaval. El vestuario y las carrozas están inspiradas en las formas y colores característicos del arte mesopotámico.

♫ “Es la hora es la hora

Es la hora de cantar

Todo el ritmo se transforma

En jubiloso carnaval

Este rey ha enloquecido

Ya no piensa en conquistar

Solo quiere que su imperio

Se divierta sin parar” ♫